Nuestra historia...

En Fleischmann hemos recorrido un camino marcado por una pasión por la panadería artesanal, un espíritu emprendedor y una búsqueda constante de innovaciones y tendencias alrededor del mundo, que nos permitieron evolucionar a través de los años.

Fleischmann fue fundada en 1868 por Max y Charles Fleischmann, dos hermanos que migraron a Estados Unidos desde Austria en 1865. Su espíritu emprendedor los llevó a instalar la primera planta de levadura fresca en Estados Unidos, que revolucionó el mercado de la panificación allí.

La nueva levadura reemplazó a los fermentos de elaboración casera que desarrollaban un pan de baja calidad. Fleischmann permitió que el pan europeo, esponjoso, sabroso y aromático, llegara a Estados Unidos.

Un nombre familiar...

En el año 1876 los hermanos Fleischmann exhibieron en una exposición en Filadelfia (en la Exhibición del Centenario) una panadería modelo llamada The Vienna Model Bakery. Los visitantes eran rápidamente atraídos por el inigualable aroma del pan recién horneado elaborado con la nueva levadura. Fue así como para el fin de la exposición, los hermanos habían logrado que Fleischmann se convirtiera en una palabra familiar.

Desde entonces, Fleischmann se expandió más allá de Estados Unidos y está hoy presente en todo el mundo como una marca global trabajando junto al panadero en el desarrollo del negocio de la panificación artesanal.

Fleischmann en Uruguay...

El 3 de octubre de 1956 fundaron la empresa de levaduras el ingenioso y emprendedor I.Q. Don Luis Morel, junto a dos socios capitalistas, los señores Isidoro Samunski y los hermanos Roberto y David Veiroj. Durante casi tres décadas fabricaron solamente levaduras y productos básicos para panadería, que eran comercializados a pequeñas y medianas empresas en el mercado local. Hacia mediados de los ´80, se inicia una nueva era para la empresa, desarrollando la mejora de la calidad de la levadura e incursionando, además, en el desarrollo de nuevas líneas de productos, entre ellos premezclas varias y aditivos. Asimismo, se comienza a importar materias grasas desde Calsa, Argentina.

En 1996, a través de la compra de Lusa (Levadura Uruguaya S.A.) por parte del Grupo Burns Philp, tuvo lugar la expansión en Uruguay y comenzaron las importaciones de margarinas y el desarrollo de nuevos productos para panificación. Para ese entonces, competía con Fleischmann-Nabisco por el liderazgo del mercado local.

Continuando con la tendencia global de grandes fusiones, en el año 2000, la compañía Kraft Foods Inc. adquiere Nabisco (National Biscuit Company) a nivel internacional, incluida Fleischmann Nabisco Uruguay S.A. En febrero de 2002, Kraft Foods manifiesta su voluntad tácita de vender el negocio de levadura y productos industriales de panificación.

En el correr del año 2002, se efectiviza la compra por parte del Grupo Burns Philp y el 1º de noviembre del mismo año se da inicio a las operaciones formalmente. En Octubre del 2003, la compañía desarrolla un portafolio de productos masivos anclados en la fuerte imagen de la marca FLEISCHMANN en el mercado uruguayo y el conocimiento de los productos de panadería. Dicho portafolio está compuesto por productos ya comercializados como levadura fresca, levadura seca instantánea y se sumaron polvo de hornear, azúcar impalpable, almidón de maíz, polvos para preparar chantilly y pastelera, premezcla para fainá y grasa.

En el 2004, el grupo inglés Associatted British Food (ABF), líder en el negocio de alimentos primarios, productos comestibles, ingredientes y tiendas de ropa, compró a Burns Philp sus negocios de levadura e ingredientes para panadería, así como el de hierbas y especias, dando origen a AB Mauri, a nivel global y a AB Mauri Hispanoamérica, en la región. Ambas constituyen uno de los principales pilares sobre los que se edifica la trayectoria del grupo. .